Medieval II: Total War screenshot

Medieval II: Total War

Descargar gratis

TRIAL

Introducción

Medieval II Total War es un juego de la desarrolladora The Creative Assembly con el que continúa la ya conocida serie Total War para Pc. El juego continúa con la temática de su antecesor Medieval: Total War y centra su desarrollo entre Europa, Asia y el norte de África en la Edad Media, tocando temas como la guerra, la religión y la diplomacia de esa época histórica.

Medieval II: Total War es un gran juego de estrategia a todos los niveles, ya que combina las espectaculares y numerosas batallas con el arte de gobernar nuestro reino, tanto en el ámbito social y económico, como en en el de las relaciones internacionales con otras facciones, así, la diplomacia y el comercio adquieren también gran importancia en el desarrollo y crecimiento de nuestra facción.

Historia

La saga Total War comenzó en el año 2000 con el lanzamiento del Shogun Total War y continúa desarrollándose en la actualidad, en 2012 salió la última entrega: Total War Rome II. La saga la desarrolla The Creative Assembly, empresa fundada en 1987 y que tiene su sede en Reino Unido.

Los principales juegos desarrollados por la empresa británica son los de la saga Total War, pero aparte también cuenta con otros títulos para ordenador como los juegos de la Copa Mundial de Rugby, desde el año 1995 hasta el 2001, y el juego para Xbox Stormrise. Medieval II Total War es el cuarto juego de la saga Total War que salió a la venta el 10 de noviembre de 2006.

Características de Medieval II: Total War

  • Gráficos mejorados de gran calidad
  • Multitud de posibilidades a la hora de jugar
  • Numerosas facciones y ejércitos de la Edad Media para elegir. Francia, Inglaterra, España, Sacro Imperio Germánico, Turquía, Hungría y muchos más
  • Sistema de batallas mejorado, ahora mucho más grandes y con más unidades combatiendo simultáneamente
  • Nuevos combos y rasgos para las unidades, confiriéndoles mucho mas realismo
  • Combina las grandes batallas con la administración territorial y social, la diplomacia, el comercio y las construcciones
  • Batallas históricas como la ''Batalla de Pavía'', la ''Batalla de Agincourt'' o la ''Batalla de Hastings''
  • Modo campaña y modo batallas

Análisis

Historia

El juego está ambientado en la Edad Media, más concretamente entre los años 1080 y 1530. En él nos encontraremos con las guerras y batallas de la época, deberemos hacer uso de la diplomacia para establecer relaciones con otras facciones, ya sean aliados o enemigos, buscando la paz o alianzas, o intentando establecer relaciones comerciales, que no tienen porque seguir la línea histórica de la época si no lo deseamos.

Pero el juego mantiene lo más fielmente posible las relaciones que había establecidas en esa época, así, por ejemplo, Inglaterra querrá acabar con Francia o Escocia y viceversa, España con Portugal y con los Moros (denominación que recibe en el juego la facción que correspondería a los Almohades o Almorávides según el periodo), que habitaban Al-Ándalus y el norte de África. Además tienen un papel muy importante el Papa y las Cruzadas. La mayoría de los reinos cristianos tomará parte en estas Cruzadas, con la finalidad de conseguir la gracia del Papa y no ser excomulgados.

Las Cruzadas al principio tendrán como objetivo los lugares históricos donde se realizaron, como Jerusalén, o Constantinopla, pero según avancemos en el juego y consigamos los favores del Papa tendremos la posibilidad de elegir el destino de la próxima Cruzada. Aparte, también se podrá convocar alguna Yihad, por supuesto esto solo será posible si controlamos algunos de los reinos musulmanes, y estas solo podrán ser convocadas por los más poderosos Imanes. Su objetivo será el mismo que el de las Cruzadas pero en el bando opuesto.

Además también estará muy presente la figura del Inquisidor y las herejías, así habrá que tener cuidado de que nuestros soldados o generales no se conviertan en herejes y sean ajusticiados por orden del Papa o por el Inquisidor. Como vemos, la religión juega un papel muy importante en el juego, como en aquella época.

Pero además, en nuestras unidades tendremos que tener en cuenta los elementos de la honorabilidad y el temor Las decisiones que tomemos durante el juego, como por ejemplo aniquilar por completo una ciudad o dejar vivir a sus habitantes, le conferirán unos caracteres en la personalidad de nuestros guerreros y generales, logrando así que se conviertan en hombres respetados y piadosos a ojos de los enemigos, o en terribles y despiadados. Esto también estaba muy presente en la Edad Media, lo que le confiere al juego más realismo si cabe.

También podremos seguir el camino de los antiguos descubridores, que el descubrimiento del Nuevo Mundo toma un papel importante en los últimos años en los que se desarrolla el juego. Tendremos que descubrirlo y colonizarlo aniquilando a las tribus que nos encontremos o aliándonos con ellas para poder así explotar los recursos del vasto continente americano. Los aztecas adquieren también un papel importante en el juego convirtiéndose en la facción dominante del Nuevo Mundo.

Tendremos la opción de elegir entre 17 facciones, bien es verdad que en total hay 22, pero esas 5 no las podemos manejar nosotros, las controlará la maquina. Además de esas 17 facciones que podremos elegir, solo 5 de ellas estarán disponibles al principio del juego, el resto deberán ser desbloqueadas según vayamos avanzando y derrotándolas en el modo campaña, o consiguiendo algunos logros concretos.

Así, las facciones principales serán: Inglaterra, Francia, Sacro Imperio Romano, España, Republica de Venecia. El resto de facciones que tendremos que desbloquear son: Sultanato de Egipto, Imperio Bizantino, Moros, Escocia, Dinamarca, Reino de Portugal, Reino de Polonia, Rusia, Hungría, Sicilia, Ducado de Milán, Turcos y aparte las facciones que no podremos controlar, que son: Dinastía Timúrida, Imperio Mongol, Imperio Azteca y Estados Papales; y aparte de todos estos estarán los Rebeldes.

Esta es una facción que estará presente por todo el mapa y que, aunque la dejemos sin asentamientos, no morirá y reaparecerán sus ejércitos cada ciertos turnos en cualquier lugar del mapa. Aunque por lo general no suelen atacar a las ciudades, pueden tener unidades muy fuertes, y esto puede depender de la religión a la que pertenezcan.

Modo de juego

El sistema de juego de Medieval II Total War, es un sistema de estrategia por turnos, mezclado con estrategia en tiempo real. Esto que quiere decir que el juego se va desarrollando por turnos, las unidades tendrán una cierta capacidad de movimiento y las construcciones tardan X turnos en acabar. Pero aparte, las batallas se realizan en tiempo real, con lo que en ese turno se decidirá la batalla en cuestión, permitiéndonos disfrutar del fragor de la batalla sin interrupciones. Esto es posible gracias a que el juego lo veremos desde un mapa general en el que mediante unos iconos se nos mostraran los distintos asentamientos y tropas para poder tenerlos todos mucho mejor controlados.

Por supuesto podremos acercarnos y adentrarnos en las ciudades para contemplar sus edificios y vistas. Cuando llegue el momento de la batalla, saldremos de este mapa y pasaremos al sistema de batallas, donde podremos controlar todas nuestras unidades con una vista aérea mucho más cómoda para no perdernos ningún detalle de la batalla.

Aparte, en cada turno deberemos administrar todos los quehaceres de nuestro reino o facción, deberemos mover las unidades, entrenarlas o construirlas. Además tendremos que administrar nuestra diplomacia, nuestro comercio y economía, deberemos mantener el orden entre nuestros ciudadanos, intentando evitar que se formen revueltas o surjan grupos conspiratorios que quieran eliminarnos del poder.

Tendremos que estrechar lazos con otras facciones, creando alianzas o relaciones comerciales, o suavizar las relaciones con nuestros enemigos si no queremos vernos enfrascados en guerras y batallas. Siempre buscando la mejor forma de hacer prosperar a nuestro pueblo y tratando de conquistar los territorios del viejo continente y sus aledanos (Asia, Oriente Próximo, Norte de África,) para convertirnos en el mayor imperio jamás visto.

Pero aparte, podremos adentrarnos en las grandes batallas históricas como: la Batalla de Pavía, la Batalla de Agincourt, la Batalla de Hastings entre otras, manejando a las facciones más importantes que participaron en ellas. También tendremos el modo campaña. En él podremos escoger casi todas las facciones, habrá 5 iniciales, y conforme vayamos avanzando se irán desbloqueando el resto. Podremos colonizar el nuevo mundo y desbloquear también la cultura azteca, la cual solo podremos pedirnos en el modo de partidas rápidas.

El juego también cuenta con un modo batalla, que podremos desarrollar en mapas creados por nosotros o en mapas originales de batallas históricas, eligiéndonos cualquier facción que ya hayamos desbloqueado o que participe en esas batallas. Así podremos jugar en modo multijugador para derrotar a nuestros amigos o aliarnos con ellos para vencer al resto de rivales.

Gráficos

Una de las grandes mejoras que incorpora el juego es en los gráficos. Además de bugs corregidos, nos encontramos ante unos gráficos de gran calidad y realismo. Ahora no encontraremos 2 soldados iguales, porque el motor gráfico selecciona al azar entre varios tipos de cabezas, torsos, piernas.

Además, ahora los soldados, según vayan peleando en las batallas, tendrán las ropas sucias, las armas manchadas de sangre, confiriéndoles aun más realismo si cabe. Aparte, el motor gráfico es excepcional para poder soportar el modo batallas en las que pueden pelear hasta 10.000 unidades de forma simultánea, lo que nos permite manejarlas de una forma más simple y eficaz. Sin duda, si no tenemos un ordenador potente, se nos ralentizara un poco la acción, pero si no, estaremos ante batallas grandiosas que podremos manejar con unos simples clics.

Sonido

Los sonidos del juego no son algo excepcional, la banda sonora es un tanto pobre y pasa bastante desapercibida. Lo más destacable es que está completamente doblado, excepto algunas voces características de cada unidad (gritan su nombre cuando las seleccionas), todo está en nuestro idioma. Otra cosa a destacar son los sonidos de las batallas, que nos llevarán a sentir como si las espadas chocasen a nuestro lado.

Opinión de PHP Nuke

Tenemos ante nosotros uno de los mejores juegos de estrategia, como la mayoría de los de la saga Total War. El gran realismo que nos ofrece el juego junto con la fidelidad histórica nos permite transportarnos a la misma Edad Media. Sentiremos el poder que tenían los reyes y señores feudales de la época. Lo más importante del juego, sin duda, es su sistema de batallas. Gracias al potente motor gráfico con el que cuenta el juego, podremos ver a cientos o miles de unidades peleando al mismo tiempo en una batalla gigantesca con todo lujo de detalles.

Creative Assembly ha mejorado mucho la inteligencia artificial (IA) de las unidades para que los combates y peleas sean más reales y que los soldados parezcan realmente eso, soldados, y no robots vestidos como en la Edad Media. Ahora podremos ver cómo nuestras unidades responden ante los ataques o los movimientos de los contrarios de forma lógica.

Nuestros soldados ya no se quedan empecinados en atacar todo el rato el escudo enemigo, buscan la forma de herirle realizando combos y ataques sorprendentes. Además, tras acabar con el soldado que están peleando, no se quedaran ahí en el campo de batalla golpeando en el mismo lugar con su espada como ocurría en algunos juegos previos de la saga, si no que seguirán avanzando en busca de algún nuevo enemigo.

Pero el juego no solo cuenta con esas numerosas batallas que dejan lejos a las de otros juegos como el Imperium o el Tzar. Ahora, tendremos que saber combinar la creación de nuestro ejército con la administración de nuestro reino o facción. Tendremos que hacernos cargo de la diplomacia y del comercio de nuestro pueblo, para que pueda prosperar económicamente y para conseguir aliados entre el resto de facciones que nos ayuden en caso de guerra o necesidad. Todo esto manteniendo el orden entre nuestros aldeanos para que no se produzcan revueltas.

Todo esto eleva un poco la complejidad del juego, haciéndolo a veces algo lento y complicado de controlar y manejar. También se hace difícil en esas grandes batallas el poder controlar de manera efectiva a tantísimas unidades, pero sin duda en cuanto le pillemos el tranquillo podremos disfrutar del juego al máximo. Cabe destacar que el juego aun sufre algunos bugs en los gráficos, pero nada reseñable que nos entorpezca la jugabilidad. Estamos ante un gran juego de una gran saga, que sin duda le plantará cara a grandes juegos de otras sagas como Age of Empires , Imperium, o Civilitation. Para más información visita la página del desarrollador .

Requisitos Técnicos

Los requisitos mínimos para poder jugar a Medieval II: Total War son:

  • Sistema operativo, Windows 2000/XP
  • Procesador mínimo de 1'8 GHz
  • Memoria RAM de 512 MB
  • Tarjeta gráfica de 128 MB de memoria de vídeo (GeForce Ti 4400 / Radeon 9800). Compatible con DirectX 9
  • Espacio mínimo libre en el disco duro de 11 GB

Los requisitos recomendados son:

  • Procesador de 3 GHz
  • Memoria RAM de 1 GB
  • Espacio libre en disco duro de al menos 11 GB
  • Tarjeta Gráfica de 256 MB (DirectX 9.0c)

Conclusión

Nos encontramos sin duda ante uno de los grandes juegos de estrategia que hay en el mercado. Su enorme sistema de batallas, y la excelente combinación que ha realizado The Creative Assembly entre este sistema y la administración del reino, en lo social, lo diplomático, lo comercial y económico, junto con la veracidad histórica y los grandes gráficos, lo convierten en uno de los juegos del género que no pueden faltar en nuestra colección.

Ventajas
  • Gran realismo y versatilidad en el juego
  • Gran calidad en los gráficos
  • Combina distintos tipos de juegos de estrategia, batallas, construcción, diplomacia, comercio
  • Numerosas facciones entre las que elegir
  • Batallas históricas
  • Modo campaña y modo batallas
Desventajas
  • Pequeños bugs
  • Algunos fallos históricos